Mantener la salud de nuestras mascotas comienza con la higiene del animal.

lavando al perro en una bañera

lavando al perro en una bañera

Los que tenemos animales en casa sabemos lo gratificante que es su compañía, porque tener una mascota no es solo una afición o un capricho sino mas bien un decisión que requiere cierta responsabilidad puesto que un animal es un ser vivo que necesita unos mínimos cuidados entre los que se incluyen la limpieza.

El habitat o la estancia donde tengamos a animal debe estar ventilado y en el caso de un animal que viva en un terrario o jaula, igualmente debemos sacarlo de vez en cuando para proceder a una limpieza que permita mantener una higiene correcta.

Cada animal necesita un mantenimiento y al igual que le damos de comer también tendremos que procurarle una higiene personal para que goce de buena salud y evite los parásitos.

En el caso de los perros, se recomienda un lavado con champú hipo alergénico que le aliviará los picores de manera instantánea además de desinfectar y cicatrizar eventuales pústulas o llagas.que pudiera tener el animal.

Después del secado podremos peinar todo su cuerpo con un cepillo quitapelos al tiempo que le damos un masaje con cada pasada. Este peinado no solo eliminará el pelo caído sino también el más flojo , favoreciendo el crecimiento de nuevo pelo y evitando que el pelo viejo se enrede en el cuerpo del animal.

En verano podemos lavar a nuestras mascotas con agua del grifo si no está muy fría y siempre en horas de sol, y en invierno utilizaremos siempre agua tibia e igualmente aprovecharemos las horas del día para que nuestra mascota se seque al sol, aunque en el caso de los cachorros o perros muy pequeños, después del lavado tendremos que secarlos con una toalla o utilizar un secador de mano.