Collar anti-ladridos por ultrasonidos

Perros ladrando

Perros ladrando

Con la aparición de los dispositivos que evitan los ladridos de los perros, son muchas las personas que se interesan por estos aparatos electrónicos y especialmente por sus resultados, aunque para conocer la efectividad de estos collares no está de más saber cómo funcionan y porqué son efectivos.

Los collares anti-ladridos en realidad son aparatos que van cogidos al collar del perro formando un conjunto collar-aparato. La parte funcional de este collar es la centralita cuya caja o carcasa adopta varias formas aunque lo principal es lo que va dentro, la parte electrónica.

Estas centralitas electrónicas están compuestas por un micrófono sensible que es el que recoge el ladrido del perro para activar el funcionamiento del sistema anti-ladridos aunque algunas centralitas en lugar de micrófono incorporan otros sistemas de captación del ladrido para  evitar que la centralita capte los ladridos de otros perros cercanos.

Si no hay ladrido, el micrófono o el detector permanece inactivo y el sistema electrónico también.

Activación del collar

Cada modelo de collar funciona de una manera, así que nos vamos a centrar en dos de los más vendidos de la marca Yatek, el Stop Bark y el USC02 , modelos muy similares que funcionan mediante generación de ultrasonidos.

Estos collares detectan los ladridos del perro portador del collar mediante vibraciones de alta frecuencia, por lo que la captación es rápida y segura

Cuando el perro ladra,  este sistema capta el ladrido y automáticamente emite un sonido cuya frecuencia está por encima del umbral de audición del oído humano y por tanto nosotros no oiremos nada, pero el perro sí que capta estos sonidos  y lo que oye es un pitido insoportable.

Eficacia del ultrasonido

El ultrasonido para el perro aunque es inofensivo le resultará molesto , así que lo primero que hará será dejar de ladrar tras esa llamada de atención.

Algunos perros tercos prueban de nuevo a ladrar, pero nuevamente reciben la llamada de atención, así que tras varios intentos, el animal asociará su ladrido al pitido y entenderá que el aparato que lleva en su collar solo emite el fastidioso pitido cuando ladra.

A veces sucede que el perro se olvida que lo lleva puesto, pero cuando ladra recupera la memoria, por lo que los ladridos serán cada vez más espaciados, y en unas dos semanas el perro se habrá quitado la costumbre de ladrar indiscriminadamente.

Función de voz

Algunos collares como el USC02 incorporan un nuevo sistema que complementa con los ultrasonidos y que permite grabar su propio mensaje que el perro oirá cada vez que se activa el collar.

El USC02 puede utilizarse con o sin este sistema de voz, tal y como funciona el Stop Bark, o bien se puede anular el sistema de ultrasonidos y utilizar en su lugar la grabación de sonido con las órdenes verbales del amo aunque también podemos dejar activas ambas cosas, voz y ultrasonidos al mismo tiempo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s