sacacorchos de acero inoxidable

SACACORCHOS

En el país rey del vino tan importante es el caldo que hasta el descorche y la manera de servirlo.

El descorche es esencial que se haga con la botella en posición vertical sin moverla demasiado para evitar que los sedimentos se remuevan; por eso es esencial el uso de un sacacorchos adecuado que se clave con facilidad en el corcho, al que se accede después de cortar el recubrimiento de plomo o plástico con el corta cápsulas o el cuchillo.

Tipos de sacacorchos

El más sencillo es de plástico negro con los tres accesorios metálicos, el cuchillo para descapsular, la espiral y el abridor que sirve de pieza de apoyo y palanca. Los modelos similares que funcionan con el mismo sistema de tirabuzón o palanca los podemos encontrar en acero inoxidable con cachas de madera colocada con pasadores metálicos, en una gama de precios que llega hasta los 25 euros.
El sacacorchos de alas es otro modelo que puedes encontrar en varias calidades. Se trata de un práctico abrebotellas que funciona apoyando su base en la boca de la botella y girando la parte de arriba para que el tirabuzón vaya clavándose en el corcho y al mismo tiempo las alas van subiendo hacia arriba extrayendo el corcho del cuello de la botella.

Elección

Para elegir un buen sacacorchos no hay que tener en cuenta demasiados factores, pues todos cumplen la misión perfectamente.
Si lo que queremos es un sacacorchos de bolsillo, para tenerlo a mano en el coche, en la caja de herramientas o en cajón de los cubiertos, cualquier modelo de palanca nos sirve, y la diferencia de uno a otro básicamente es la calidad. Pero si lo nuestro es la comodidad y el aparato no va a salir de la cocina, el sacacorchos de alas o brazos puede servirnos de maravilla.
Lo importante es tener un buen vino en las manos y disfrutar de el una vez abierto, sin destrozar el corcho para que podamos taponarlo de nuevo si no lo terminamos.

Anuncios

Cámaras para casco

Una cámara para casco no es una cámara cualquiera, pues se trata de una micro cámara adaptada para resistir vibraciones e impactos y seguir grabando aún después de estas inoportunas sacudidas. Tanto la carcasa como la lente están preparadas para enfrentarse a situaciones extremas, por eso son ideales para los ciclistas, los moteros y los deportistas que practican deportes de competición como ski, parapente, puenting y automovilismo entre otros.
Estas pequeñas maravillas suelen funcionar con pilas del tipo AA, de las que se usan en los mandos a distancia de la televisión.

Última Tecnología

Éstas micro cámaras graban imágenes con una resolución específica dependiendo de los modelos y suelen ser capaces de captar hasta 30 fotogramas por segundo a la vez que el micrófono incorporado graba los sonidos de alrededor, obteniendo como resultado una película nítida con un audio perfecto.
Muchas de ellas implementan en la carcasa un láser que proyecta un punto y nos sirve de guía para saber qué zona en concreto estamos grabando, y así poder dirigir el objetivo hacia la escena que queramos filmar.
Es común en estas cámaras, que los videos quedan grabados en una tarjeta de memoria. Se adaptan perfectamente a cualquier tipo de casco mediante un fácil montaje con los soportes que suelen venir en sus caja, con los que se anclan en la posición final en la que queda integrada con el propio casco.

Visionado y Almacenaje

La grabación puede visionarse en cualquier ordenador o televisor que tenga lector de tarjetas, y puede editarse fácilmente con un programa de edición de video digital que podemos descargarnos de internet.