¿Cómo se tarda menos en contar el dinero?

Mi amigo Marcelo tiene mucho dinero, tiene tanto que en su oficina cuatro empleados se dedican solo a contar billetes durante su jornada de trabajo de ocho horas en las que solo cuentan y recuentan billetes dejando aparte las monedas.

Uno de los cuatro contadores es capaz de contar dos fajos a la vez, y este mes por dos veces consecutivas ha ganado el premio al empleado que más dinero ha contado; exactamente doce millones de euros durante los veinticuatro días laborables que ha estado dedicándose a esta singular labor.

Marcos desarrolló la capacidad de contar con ambas manos y ningún otro en el mundo es capaz de hacerlo, y además mientras tanto es capaz de llevar dos cuentas distintas ya que con la mano izquierda cuenta más despacio que con la derecha y totaliza al final ambos montones juntándolos en uno solo.

La que menos dinero cuenta es Raquel, porque parte de las ocho horas, las pasa clasificando billetes y pasando fajos enteros a sus compañeros.

Por último están los gemelos Luis y Juan, a los que su jefe obliga a venir vestidos con ropa de distinto color para no confundirse cuando se dirige a ellos.

Marcelo no se dedica a nada. Su fortuna proviene de un millonario premio que ganó acertando los números del Euromillón junto a su amigo Carmelo, con un boleto que les cambió la vida.

Pero lo más curioso de esta historia es que Carmelo y Marcelo cuando sellaron el boleto dijeron “si nos toca nos vamos a pasar el verano contándolo”. Esta fue la curiosa promesa que se hicieron y cuando se convirtieron en millonarios de la noche a la mañana decidieron cumplir su promesa.

Tan excéntrica promesa se propusieron que cada uno se llevó la mitad de su tesoro. Marcelo contrató a unos familiares en paro y Carmelo decidió contarlo el solo.

El final de tan inusual historia fue que Carmelo a pesar de no contratar a nadie, terminó de empaquetar sus billetes dos meses antes que su socio, porque compró un par de contadoras de billetes que le hizo todo el trabajo en menos de quince días.

Verdad o mentira, así me lo contaron y así lo he querido contar en este Blog; saquen sus conclusiones y si hacen una promesa, cúmplanla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s